FIFPro advierte del riesgo que conlleva jugar casi 80 partidos en un año

Según muestra un revelador estudio reciente de FIFPRO, algunos futbolistas profesionales juegan en casi 80 partidos y viajan más de 100.000 kilómetros al año para representar a su selección nacional a medida que el calendario de partidos se congestiona cada vez más en el pináculo del juego

Con las autoridades del fútbol compitiendo para dar a sus ligas o torneos la máxima exposición, los jugadores de alto nivel se enfrentan a períodos de descanso cada vez más cortos, y algunos tienen un descanso fuera de temporada de menos de dos semanas, según el estudio.

El informe, At the Limit: Player Workload in Elite Professional Men’s Football (Al limite: La carga de trabajo de los jugadores en el fútbol profesional masculino de élite) recoge estadísticas sobre el calendario de partidos, los viajes y el tiempo de recuperación de una muestra de 16 jugadores de Europa, Asia, las Américas y África, que juegan en múltiples competiciones para su club y su selección nacional.

El informe compara los hallazgos sobre la carga de trabajo de los jugadores en los últimos 12 meses con ciencia médica sobre la salud y la capacidad de rendimiento.

En el estudio también se citan los resultados de una encuesta reciente realizada a más de 500 jugadores líderes sobre el calendario de partidos.

Theo van Seggelen, Secretario General de FIFPRO dijo: “Si bien hemos sido conscientes durante varios años de la creciente presión sobre los jugadores de alto nivel, este informe subraya claramente la amplitud de esta presión en el juego de hoy.

“Para cumplir con las exigencias del calendario de partidos, a los jugadores se les pide repetidamente que jueguen al límite, sin suficiente descanso y recuperación. Esto significa que no pueden rendir al máximo y, lo que es peor, que algunos luchan con períodos sostenidos de tensión mental y física”.

“La investigación científica confirma que la salud de los jugadores de alto nivel está en riesgo debido al horario congestionado de partidos que existe en la actualidad. Esperamos que todos los interesados en el fútbol comiencen a trabajar juntos para establecer salvaguardas que reduzcan la presión sobre aquellos jugadores que representan el pináculo del fútbol y proteger su salud, sus carreras y el juego en sí“.