FIFPRO Y LOS CLUBES DESARROLLAN DIRECTRICES PARA PROTEGER SALUD DEL JUGADOR

Los Sindicatos de jugadores y los clubes europeos, mediante sus respectivos organismos representativos –ECA y FIFPRO– han desarrollado directrices internacionales para la protección de la salud de los futbolistas durante el calendario de competiciones, en la presente situación de emergencia causada por la pandemia de COVID-19.

Estos principios han sido desarrollados paralelamente, y dados a conocer a las partes interesadas del fútbol que integran el Grupo de trabajo para el Calendario de partidos de la FIFA. Las directrices forman parte de los esfuerzos actuales de FIFPRO y ECA para trabajar colectivamente con todas las partes interesadas y contribuir a gestionar el impacto del COVID-19 sobre la industria del fútbol; en particular, sobre los futbolistas profesionales, clubes, ligas y federaciones.

La actual pandemia de COVID-19 ha generado retos excepcionales a nivel sanitario y económico en el fútbol profesional, que repercutirán en nuestro deporte durante los próximos años. Parte de ese impacto es un programa sumamente condensado de partidos y competiciones: situación que se mantendrá hasta que finalice la temporada 2022/2023. Es probable que la presión sobre el calendario de partidos continúe intensificándose durante esta pandemia, aumentando los riesgos de lesión y de posible infección para los jugadores, especialmente para quienes disputan competiciones internacionales.

Para el fútbol profesional, como para cualquier industria y sector de nuestra sociedad, el impacto del COVID-19 ha reforzado la necesidad de cooperación internacional, diálogo constructivo y soluciones consensuadas entre las partes interesadas. Esta colaboración es necesaria para garantizar la organización y la planificación de las competiciones futbolísticas.

Las directrices proponen un marco inicial de medidas de protección para limitar el riesgo innecesario de infecciones, reducir la cifra creciente de lesiones, y establecer las bases para la futura programación de partidos. Se han desarrollado en relación a las responsabilidades compartidas como empleadores y empleados en el fútbol profesional. Las directrices se sitúan a un nivel comparable al de los protocolos internacionales de retorno al juego y otros acuerdos relativos al descanso y la recuperación de los futbolistas.

Las directrices de ECA y FIFPRO como representantes de los empleadores y empleados en el fútbol profesional incluyen:

-Protección frente a los viajes entre regiones con mayor riesgo para la seguridad debido al COVID-19.

-Compromiso relativo a los derechos de vacaciones/descanso fuera de temporada para los jugadores.

-Compromiso relativo a los periodos de reanudación de entrenamiento antes del inicio de las competiciones.

-Gestión constante de la carga de trabajo del jugador.

-Establecimiento de un proceso abierto y conjunto para implementar estándares en diversos ámbitos.

Jonas Baer-Hoffmann, Secretario General de FIFPRO, explica:

“Estas directrices son un paso importante para situar la salud y el rendimiento del jugador como principio central en la toma de decisiones relativa a los distintos calendarios internacionales. Los organizadores de la competición están legitimados para buscar modos de mantener el funcionamiento de sus ligas y torneos. Sin embargo, debemos hacerlo poniendo en lugar prioritario la salud y la protección del jugador: ya sea limitando el riesgo de infección y de lesión, o protegiendo su bienestar mental. Los futbolistas desean estar en su mejor momento cuando así se requiere, ya sea representando a su club o a su país. Estas directrices se orientan a iniciar el desarrollo de mayores salvaguardas regulatorias con las demás partes interesadas del fútbol, pero también contribuyen a que los jugadores, clubes y federaciones puedan tomar decisiones individuales bien fundadas.”