JUGADORES ACATAN PARO IMPULSADO POR GREMIO BOLIVIANO

El campeonato de la División Profesional de Bolivia comenzó con solo un partido jugado de los tres previstos a raíz de un paro de los agremiados bolivianos contra la Federación Boliviana de Fútbol y clubes que no han cancelado salarios de hasta ocho meses de anterioridad.  Los jugadores respaldaron el paro de Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol).

Dejaron de jugarse, aunque los equipos comparecieron a las canchas el encuentro entre Real Santa Cruz y Wilstermann de Cochabamba, y el de Blooming de Santa Cruz contra Guabirá de Montero.

Nacional Potosí perdió en casa por 3-4 ante The Strongest de La Paz, que presentó un equipo alterno debido a que su plantilla titular también se sumó a la medida de fuerza de los futbolistas.

"Pedimos a la federación y a nuestro gremio podamos llegar a un acuerdo por el bien del fútbol boliviano que está en un momento de cambio" manifestaron los jugadores titulares de The Strongest.

Además del impago de varios meses de varios clubes a sus futbolistas, la agremiación se opone a la creación de un tribunal de Apelaciones por encima de uno anterior de Resolución de Disputas.

Se considera que el nuevo órgano generará inseguridad jurídica y que perjudicará a los futbolistas afiliados en caso de que la última instancia decida revisar una causa que inicialmente favorezca al jugador.

En medio, está la intención de la FBF de impulsar una asociación de futbolistas integrada por entrenadores y árbitros que tendrá el derecho a participar en los congresos a pesar del reconocimiento que tiene Fabol ante la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (Fifpro).