Acolfutpro denuncia presiones contra sus asociados

ACOLFUTPRO, sindicato que representa a los futbolistas profesionales colombianos emitió un comunicado donde enuncian las presiones, amenazas de despidos, vetos para volver a ser contratados y sanciones disciplinarias y económicas de las que hoy, están siendo objeto nuestros asociados, por parte de algunos directivos de los clubes, como represalia por anunciar el cese de actividades ante la negativa de los presidentes de Federación y DIMAYOR a negociar sus peticiones.

Es necesario señalar que algunos directivos deslegitiman la autoridad del Ministerio del Trabajo de Colombia sobre asuntos laborales, desconociendo que la legislación laboral protege los derechos de asociación y negociación, tildando de irresponsables a las y los futbolistas que lleven a cabo el cese de actividades.

Tales presiones se pueden tipificar en conductas sancionables; en efecto el artículo 200 del Código Penal dispone: El que impida o perturbe una reunión lícita o el ejercicio de los derechos que conceden las leyes laborales o tome represalias con motivo de huelga, reunión o asociación legítimas, incurrirá en pena de prisión de uno (1) a dos (2) años y multa de cien (100) a trescientos (300) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

La OIT, estableció desde 2007 que ACOLFUTPRO  representa a los profesionales del fútbol y que tiene total capacidad para negociar con la FCF y DIMAYOR los temas de su competencia, primero dispuso de manera obligatoria:  a) el Comité pide al Gobierno que de conformidad con el Convenio núm. 98 tome medidas para garantizar el derecho de negociación colectiva de ACOLFUTPRO, en su condición de organización profesional representante de los futbolistas;   a renglón seguido ordenó: b) el Comité pide a ACOLFUTPRO, DIMAYOR y COLFUTBOL, que realicen los esfuerzos a su alcance para reanudar las negociaciones sobre el Estatuto del Jugador Colombiano….

Quienes incurran en estas conductas en contra del ejercicio del derecho a la protesta, deben ser sancionados conforme a lo previsto en la normativa penal de Colombia.