FIFPro crea con la FIFA fondo mundial de garantía salarial para futbolistas

FIFPro y la FIFA, firmaron el acuerdo para institucionalizar el Fondo de la FIFA para Futbolistas (FIFA FFP), con el que se pretende ofrecer asistencia económica a aquellos jugadores a quienes los clubes adeudan retribuciones contractuales y que no tienen la oportunidad de llegar a percibirlas.

A tales efectos, la FIFA dotará de 16 millones de dólares que se utilizará de la manera siguiente: 3 millones en 2020, 4 millones en 2021 y 4 millones en 2022, además de otros 5 millones de dólares destinados a ofrecer una garantía salarial retroactiva para el periodo entre julio de 2015 y junio de 2020.

Algunos informes recientes —incluido el 2016 Global Employment Report: Working Conditions in Professional Football publicado por FIFPRO— han constatado la proliferación de casos de sueldos impagos a jugadores en todo el mundo. 

El acuerdo prevé la instauración de un comité de seguimiento formado por representantes de la FIFA y de la FIFPRO para tramitar, evaluar y actuar ante solicitudes de asistencia económica por parte del FIFA FFP. Si bien estas ayudas no servirán para cubrir en su totalidad las cantidades adeudadas, sí supondrán un importante mecanismo de protección para los futbolistas.

El año pasado, la FIFA revisó su Código Disciplinario, en el que apuntaló el marco para abordar este tipo de deudas contraídas con los futbolistas, particularmente en el caso de los llamados "sucesores deportivos" de los clubes deudores, es decir, nuevos clubes fundados con el propósito principal de evitar abonar los sueldos pendientes.

El presidente de la FIFPRO Philippe Piat señaló: "En los últimos cinco años, más de 50 clubes de 20 países han cerrado sus puertas, sumiendo a cientos de futbolistas en la incertidumbre y la precariedad. Este fondo ofrecerá un apoyo muy valioso a los jugadores más necesitados y a sus familias. Muchos de estos clubes cerraron para evitar pagar los sueldos pendientes, y se transformaron en unos clubes supuestamente nuevos. La FIFPRO lleva tiempo luchando contra esta práctica carente de escrúpulos, y deseamos dar las gracias a la FIFA por combatirla en su Código Disciplinario".

El nuevo mecanismo se pondrá en marcha el 1 de julio de 2020